FM Radio República
Información General

Según la auditoría, el municipio de nuestra ciudad tiene un fuerte endeudamiento
06/06/2016 El municipio de Morteros dio a conocer los datos de la Auditoría realizada por la Universidad Católica de Córdoba. Según el informe, en la fecha de la transferencia del mandato entre Unión por Córdoba y Juntos por Córdoba ascendía a la suma de pesos 31.838.673. A continuación transcribimos el informe de situación.

INFORME DE SITUACIÓN

Habiendo  concluido  su  tarea  y  elevadas  las  conclusiones  del  informe  especial efectuado por la auditoría interna contratada a los fines de precisar las condiciones en que fue recibida la administración, de la misma surgen las siguientes conclusiones:

1ª): La deuda del Municipio a la fecha de la transferencia ascendía a la suma de pesos 31.838.673.    Esta  cifra  no  incluye  el  pasivo  contingente,  el  que  tampoco  ha  sido consignado en el acta de transferencia pese a tratarse de todos los juicios ya iniciados y la mayoría concluidos, en los que la Municipalidad debe asumir pagos de costas derivadas del rechazo de las ejecuciones por el denominado “impuesto a  la valija”, honorarios de esos juicios proporcionales a las incorrectas determinaciones de las deudas, y el reintegro de los montos que esos contribuyentes debieron abonar para demandar  a  la  municipalidad  (principio  solve  et  repet).  En  la  actualidad  estamos recibiendo las notificaciones de las demandas contencioso administrativas iniciadas por esos contribuyentes. Esto incrementa gravemente la deuda que deberá afrontar esta administración.‐

2ª): Del mismo modo, existen condenas firmes en juicios contra el municipio, en los que deben abonarse indemnizaciones por daños y una cantidad aún no determinada de acciones pendientes, por que tampoco fueron debidamente informadas. El monto de esa deuda contingente (judicial) todavía está siendo conformado debido a que muchos de los expedientes se encuentran a estudio del tribunal o en poder de las contrapartes, lo que dificulta la obtención de precisiones, pero serán dadas a conocer cuando  se  obtenga  la  información  necesaria.  Esta  información,  no  sólo  ha  sido omitida en el acta de transferencia, sino que además ha sido ocultada durante los últimos años, y no existe previsión económica alguna que permita afrontar la deuda.‐

3ª):  Tampoco  fue  incluida  en  el  acta  de  transferencia,  la  deuda  que  el  gobierno municipal  deberá  asumir  para  reparar  el  parque  automotor,  las  maquinarias  y herramientas,  lo  que  resulta  imprescindible  para  la  prestación  de  los  servicios. Muchos elementos, que fueron incorporados como activo, estaban prácticamente en desuso, hasta el punto tal que debieron darse de baja aproximadamente doce (12) automotores,  lo  que  significa  que  además  de  asumir  las  reparaciones,  en  algunos casos considerablemente costosas, también deberán asignarse recursos para adquirir nueva maquinaria, para una adecuada prestación de los servicios y la concreción de las obras públicas.

4ª): También se ven afectadas las arcas municipales, por la incorrecta percepción de las tasas retributivas, consecuencia de la falta de sanción, durante mas de una década, de la ordenanza de contabilidad, mediante la cual se controlan los movimientos y operaciones  y  se  evitan  irregularidades.  A  mero  título  ejemplificativo,  no  existe ninguna supervisión de los montos declarados por los contribuyentes de comercio, industria  y  servicio.  No  se  confronta  con  otro  tipo  de  documentación,  no  existen declaraciones  juradas  de  ingresos  brutos,  etc.‐  De  este  modo  las  cifras  que voluntariamente declare cualquier contribuyente son admitidas sin más, provocando una falencia en los ingresos por este tributo y se provocan inequidades. Tampoco se controlaron las inscripciones, existiendo un padrón de contribuyentes notoriamente inferior al real. El auditor lo ilustra sosteniendo que se trata de una “desorganización muy bien organizada”.‐

5ª): Existen servicios facturados al municipio por personas que no están inscriptas en el mismo, razón por la que no podrían válidamente emitir factura alguna. A su vez, existen serias irregularidades en las facturaciones de los monotributistas ya que no solo no coinciden en las categorías en que se encuentran inscriptos sino que además existen algunos que poseen contratos para la realización de determinados servicios (por  ejemplo  pintura)  y  facturan  otros  tipos  de  prestaciones  (como  por  ejemplo fumigación);  o  facturan  excediendo  los  montos  que  correspondían  conforme  a  la categoría en la que se encontraban inscriptos. Estas irregularidades permiten inferir que  algunos  de  estos  monotributistas  no  prestaban  realmente  los  servicios  que facturaban,  al  municipio  ni  a  terceros  en  su  nombre,  ya  que  no  existe  constancia alguna de la prestación efectiva de los mismos.‐

6ª): Las irregularidades detectadas por la falta de control –involuntaria o intencional‐ también afectaban el sistema de compras. Por ejemplo: la adquisición de un tipo de combustible  para  vehículos  que  no  utilizan  ese  tipo;  facturación  de  grandes cantidades de formularios incompatibles con el uso habitual y la no existencia actual de  dichos  formularios,  lo  que  indicaría  la  adquisición  de  otros  productos;  una considerable diferencia de precios en el mismo artículo (resma de papel A 4) que fue abonado en junio de 2015 a pesos 95,60 cada resma y el 08 de enero del 2016 se adquirió  a  pesos  68,00.  Incluso,  cuando  se  iniciaron  las  negociaciones  con  los acreedores del municipio, se advirtió la existencia de sobreprecios, con facturaciones actualizadas.‐

7ª):  De  igual  modo  existió  un  desproporcionado  incremento  de  las  adquisiciones, pero principalmente de las ayudas sociales, becas, y gastos deportivos y recreativos en el período pre‐electoral, hasta el punto tal que las mismas fueron observadas por el Tribunal de Cuentas Municipal de la gestión anterior, en particular con relación a un proveedor que habitualmente no factura esas ayudas, llegándose a conformar un expediente administrativo por este motivo. Esas ayudas sociales, en la mayoría de los casos, no fueron abonadas puntualmente y acrecentaron el pasivo que debía atender el próximo gobierno.‐

8ª): Igualmente se detectaron deficiencias en la instrumentación de las órdenes de pago  ya  que  el  Municipio  entregaba  cheques  de  terceros  a  proveedores  haciendo figurar  en  la  orden  como  un  pago  en  efectivo,  llegándose  incluso  a  vulnerar ordenanzas que requerían el pago en efectivo y fueron cobrados con cheques a plazo.

Se abonaron deudas a proveedores con terrenos municipales, lo que se ha podido comprobar  por  que  la  operatoria  se  hacía  mediante  la  entrega  de  cheques  del municipio  que  esos  mismos  particulares  entregaban  como  parte  de  pago  de  los inmuebles.  La  irregularidad  en  dichas  operaciones  deviene  de  utilizar  bienes afectados  al  dominio  público  (terrenos  municipales)  para  realizar  operaciones comerciales  con  proveedores  (lo  que  no  se  corresponde  con  la  finalidad  de  tales bienes). De este modo, el Municipio no solamente de descapitalizó, sino que debe endeudarse para adquirir terrenos que son necesarios para distintos planes sociales.‐

9ª): Las compras se pagaban sin contar con el control requerido, y por lo tanto se abonaba  la  adquisición  de  bienes  y  servicios  sin  el  correspondiente  remito  ni certificación del secretario del área. Por las sumas de dichas compras se infiere que en algunos casos la mercadería no ingresó al municipio, lo que surge de la exagerada cantidad,  por  ejemplo  de  bolsas  de  portland,  litros  de  nafta,  de  pintura  y  de herramientas que no se encontraron en existencia ni fueron utilizadas en el período correspondiente.  El  descontrol  era  tal,  que  hay  trabajos  encargados  mediante contratos, que no han sido realizados y sin embargo fueron abonados; o compra de materiales  para  un  destino  específico  al  que  nunca  fue  entregado.  De  la documentación relevada surge la incongruencia de que una obra tenía consignada la cantidad  de  metros  certificados  según  contrato  y  en  una  columna  paralela  una certificación  “real”  lo  que  indicaría  que  la  certificación  no  se  corresponde  con  la realidad de la obra efectivamente ejecutada.

10ª): Se detectaron irregularidades en la venta de lotes del proyecto denominado “Area  de  Emprendimientos  Comerciales  de  Grandes  Superficies,  Gastronomía  y Hotelería”, en el ingreso Norte de nuestra ciudad, en el que pese a que las ordenanzas y decretos establecían el pago de contado de los inmuebles que se adquirieran, salvo en uno de los casos, el resto fue abonado con cheques de pago diferido en cuotas mensuales, en un caso hasta noviembre del 2016. Esto no podría haber sido posible sin  la  connivencia  de  la  mayoría  de  los  adquirentes,  ya  que  las  condiciones  eran públicas.  Lo  mismo  ocurre  con  otras  ventas  en  las  que  por  ejemplo  se  vende  un inmueble  en  la  suma  de  pesos  250.000  consignándose  en  el  contrato  que  el comprador lo abona de contado en efectivo, siendo que en realidad conforme los recibos ingresados por la propia caja municipal se abonó con cheque de pago diferido por  las  cuatro  quinas  partes  del  precio.  Y  existen  proveedores  del  municipio  que percibieron el pago de sus acreencias mediante la entrega de terrenos en el parque industrial, lo que fue fácilmente detectado ya que el pago de los mismos se efectuó con cheques propios del municipio que los proveedores entregaron para el pago de los lotes. Esto afectó gravemente las arcas municipales, ya que la despojó de dinero en efectivo para atender sus compromisos.‐

11ª):  En  la  ejecución  de  planes  de  vivienda  se  han  detectado  numerosas irregularidades, que van desde la incorrecta adjudicación de la empresa contratista, pasando  por  la  concesión  de  plazos  extraordinarios  para  la  ejecución  de  obras  a través del libro respectivo sin respetar el procedimiento administrativo, extendiendo de forma desmedida y arbitraria dichos plazos y llegando incluso a la absoluta falta de control de la calidad y cantidad de lo construido por las empresas contratistas, dado que las obras no guardan relación en sus medidas con las previstas por ordenanza. Asimismo se han certificado metros cuadrados como construidos y se ha procedido al pago de los mismos, cuando en la realidad de los hechos dichos metros cuadrados no fueron realizados; se han acordado ajustes de precios en los contratos que no estaban previstos en las licitaciones o concursos. Consecuencia de estas irregularidades (pago de lo no realizado, concesión de plazos extraordinarios y falta de control sobre lo realizado) es que los planes de vivienda han quedado desfinanciados siendo en la actualidad extremadamente onerosa la ejecución, todo lo que deberá ser afrontado por el Municipio generando un costo imprevisto e inmediato.‐

12ª):  Párrafo  aparte  debemos  consignar,  que  la  Municipalidad  de  Morteros  ha realizado diferentes loteos urbanos, bajo la justificación de la venta social de lotes que permitan  el  acceso  a  los  mismos.  Ninguno  de  estos  loteos  cumple  con  la reglamentación vigente que la propia municipalidad debe exigir, lo que impide la aprobación  de  los  planos  de  subdivisión  que  permitan  la  escrituración  de  los inmuebles a cada uno de los adquirentes. Salvo un solo caso en el que el plano se encuentra presentado ante los organismos correspondientes para su aprobación y que aún no han sido aprobados, el resto de los planes no cuenta siquiera con planos provisorios a disposición del municipio. Por lo tanto deberá asumirse la onerosa tarea de confeccionar los planos, abrir las calles con cordón cuneta y ripio, hacer el tendido eléctrico,  otorgar  factibilidad  de  agua  y  el  resto  de  las  mejoras  que  exijan  los organismos  provinciales  que  actualizarán  los  mismos.  Todo  ello  sin  perjuicio  del tiempo que insumirá la regularización de dichos planos. 

13ª):  Para  terminar,  también  han  surgido  irregularidades  en  las  obras comprometidas  en  el  IPEMYT  286,  las  que  se  realizaban  mediante  aportes  del gobierno  nacional.  De  tres  etapas  gestionadas,  sólo  se  concluyó  la  primera.  La segunda etapa está sin concluir y eso dificulta la percepción de los subsidios faltantes para reintegrarlos a las arcas municipales y deben culminarse con recursos propios que  no  se  encontraban  resguardados.  Y  en  la  tercera  etapa,  relativa  al  tejido perimetral del Colegio, ingresaron en el año 2015 recursos por el cincuenta por ciento de  la  obra  y  la  misma  nunca  fue  iniciada.  Esos  fondos  se  incorporaron  a  rentas generales,  no  fueron  específicamente  asignados  y  ahora  ese  monto  debe  ser afrontado por el Municipio, ya que la obra se encuentra comprometida y el dinero no está disponible.‐

Esta  es  una  apretada  síntesis  de  las  condiciones  en  que  asumimos  el  gobierno municipal. Lamentablemente, la deuda contabilizada, es sólo una pequeña parte de la realidad.  En  algunos  casos,  hubo  desidias  y  negligencias.  Pero  en  otros,  hubo intencionalidad.

Más allá de las medidas que adoptemos de ahora en adelante, lo cierto es que nos ha condicionado gravemente nuestro accionar, al menos en los primeros períodos y se torna muy dificultoso instrumentar los planes de gobierno.‐

Sin embargo, lejos estamos de bajar los brazos. Por el contrario, nos incentivamos para demostrar que existe otra forma de gobernar y que estamos en condiciones de afrontar las dificultades.

 

 

Galería de imágenes

ver foto

Tel. 03562 - 404754 / sms: 03562 - 15503326 - 15526215 / fmradiorepublica@hotmail.com / Morteros - Córdoba - Argentina